Vecinos del centro increpan por pasar demasiado tiempo en la calle a un anciano que resulta ser la estatua de Ánxel Fole

Afirmaban que no cumplía los horarios establecidos para salir a la calle

Decenas de vecinos del centro denunciaro en el día de ayer la supuesta estadía de un vecino de avanzada edad por las calles de Campo Castillo. Tras las primeras llamadas a la policía local, esta se personó en el lugar de los hechos donde solo pudieron certificar la presencia de la estatua de Ánxel Fole.

Mientras los policías comprobaban la plaza, varios vecinos se asomaban a sus balcones al grito de “¡a ese! ¡a ese!” señalando a la estatua, ante la mirada estupefacta de los agentes.

La anéctoda, que hizo movilizar a 3 patrullas de la Policía Local, finalmente terminó en risas de los vecinos que pedían disculpas a los agentes y al mismísimo Fole, que hay quien afirma que hasta sonrió levemente ante la situación.

Comentarios

comentarios