La Guardia Civil detiene al Invierno mientras intentaba entrar de nuevo en Lugo

Una orden de alejamiento lo mantenía fuera desde el 20 de Marzo

El viejo invierno ha sido detenido en la tarde de ayer por una patrulla de la guardia civil cuando intentaba volver a Lugo a escondidas. Después de unos meses de ausencia, y ante la proximidad de la llegada del verano, el invierno ha reconocido que volvía porque “se ve que los lucenses en julio y agosto echan de menos la lluvia”.

Tras visitar el calabozo, se espera que mañana mismo sea deportado a latitudes inferiores en donde le corresponde durante esta época del año. El propio invierno ha reconocido cuando se le tomaba declaración, que en ningún lugar del mundo la lluvia es tan hermosa como en Galicia.

Comentarios

comentarios