Un estudio arqueológico afirma que el Club Fluvial construyó su nuevo aparcamiento sobre un antiguo cementerio indio

Los socios llevan semanas siendo críticos con la directiva

La obra acaecida por el Club Fluvial durante estas últimas semanas para hacer un nuevo aparcamiento no ha dejado indiferente a ninguno de sus socios que, desde el primer momento, se han mostrado extremadamente críticos con la gestión de la situación.

Inicialmente, muchos socios hablaban de los supuestos permisos no solicitados por el club para llevar a cabo una tala de árboles en una zona supuestamente protegida por la Confederación Hidrográfica del Río Miño, pero no ha sido hasta esta misma mañana cuando se descubría lo verdadereamente escandaloso de la noticia.

El nuevo aparcamiento se sitúa sobre las ruínas de un antiguo cementerio indio, el único lugar de este estilo que se conserva en toda europa, del que jamás se había tenido conocimiento y que nunca había sido puesto en valor por las autoridades.

Es de esperar que en las próximas horas el club emita un comunicado explicando las actuaciones llevadas a cabo, una acción que posiblemente conlleve una subida de cuotas para los socios.

Comentarios

comentarios