Los vecinos de A Ponte protestan contra la limpieza del Puente Blanco, que ya es prácticamente verde

El moho y la hierba cubren el puente más moderno de Lugo.

Los vecinos del barrio de A Ponte continúan sus protestas por la falta de limpieza de una de las estructuras más emblemáticas de la ciudad en los últimos años, el conocido como Puente Blanco. A estas alturas del año, y en gran medida debido a las lluvias, el puente parece teñirse de un color verdoso.

El Ayuntamiento todavía no ha hecho declaraciones al respecto, pero parece que sería lo adecuado el dotar de alguna patrulla de limpieza la zona para restaurar la estructura a su blanco original.

Algunos vecinos del barrio llegaron a ponerse de acuerdo para salir a limpiar el pasado domingo mientras el puente era menos transitado, pero solo alcanzaron la zona baja del puente ya que no tenían mochos lo suficientemente largos y sus escaleras no alcazaban más de 2 metros.

Comentarios

comentarios