Los jóvenes lucenses comienzan selectividad con la esperanza de alcanzar la nota de corte que les permita trabajar de gorrilla

Las pruebas terminarán a finales de esta semana.

Cientos de jóvenes lucenses han comenzado esta semana las conocidas pruebas de ABAU (antigua selectividad) que decidirán el futuro de sus carreras universitarias. La gran mayoría sueña con llegar a ser cajero o reponedor en Mercadona y otros, en cambio, esperan poder tener un buen puesto en el gobierno local trabajando de gorrilla en diferentes zonas de la ciudad.

La nota de corte actual para ser gorrilla en el Hospital Universitario Lucus Augusti, se sitúa en los 2.54 puntos y se consolida como una de las carreras en auge y más demandada por los estudiantes que desean quedarse en la capital.

Habrá que esperar hasta bien entrado el verano para conocer cuantas plazas de las actuales 120 que se ofertan en toda la ciudad como gorrillas quedan cubiertas por estos nuevos estudiantes universitarios.

Comentarios

comentarios