Descubren a cientos de policías agazapados tras los muros del seminario esperando el final de la ‘Feria de la Cerveza Artesana’

Cientos de policías locales fueron descubiertos ayer a última hora de la noche esperando a que se diera por finalizada la jornada de la Feria de la Cerveza Artesana. Todos los agentes portaban en sus bolsillos alcoholímetros y talonarios de multas que pretendían cubrir en su plenitud para finalizar el mes de mayo con saldo positivo en sus cuentas.

La secreta operación policial fue descubierta por un pequeño grupo de personas sobrias que deambulaba en torno a los muros del seminario mayor mientras buscaban un sitio para comer una hamburguesa que les había supuesto mitad de la nómina de cada uno de ellos y que, al parecer, no estaba tan buena.

El final de la noche se resolvió sin altercados y los policías se retiraron sin haber podido realizar ni una sola prueba de alcoholemia con resultado positivo.

Comentarios

comentarios