Hallan la cabeza de la estatua de San Vicente en un Roscón de Reyes de la Confitería Madarro

Un grupo de 6 niños, todos ellos primos, que disfrutaban del tradicional desayuno de Reyes en casa de sus respectivos padres se han encontrado sorprendidos cuando al partir el Roscón ha aparecido la cabeza de la decapitada estatua de San Vicente envuelta en plástico.

Ante los gritos de los niños, los padres han apartado cuidadosamente el azúcar y la fruta confitada y se han dirigido a las dependencias policiales donde los agentes dieron cuenta de la cabeza y tomaron los datos de los menores y sus progenitores.

Los padres aseguraron que el roscón pertenecía a la conocida confitería Madarro, situada en la céntrica Calle de la Reina.

Por su parte, los responsables del local negaron en todo momento la inclusión de dicho regalo dentro del famoso pastel y encomendaron a los niños el coste del mismo recordando que el que encuentra el regalo, paga el roscón.

 

Comentarios

comentarios