Los hosteleros que decidan vender pulpo en la calle durante San Froilán deberán ponerle un código QR que enlace la web del Ayuntamiento

Esta medida garantizará que la venta es legal

El Ayuntamiento de Lugo ha tomado medidas ante el inusual San Froilán que se avecina y ha decidido permitir, a los hosteleros que así lo deseen, colocar calderos de pulpo en las puertas de sus locales para ofrecerlo a los comensales.

Ante esta medida, y para garantizar que el local que ofrezca pulpo, lo está haciendo de manera legal, aprobado por el Ayuntamiento, los hosteleros deberán etiquetar cada rabo de pulpo con códigos QR que al leerlos con un dispositivo móvil enlacen con la página web del Ayuntamiento donde se explica la normativa.

Para tal efecto, se proveerá a cada bar o restaurante autorizado con un sello de tinta para marcar cada parte del animal una vez se sirva en los tradicionales platos de madera.

Comentarios

comentarios