Los propietarios de la Churrería Don Pepe adquieren ‘in extremis’ el cuartel de San Fernando

Podría llamarse ‘Cuartel Don Pepe’

La decisión del empresario viene después de que el Ayuntamiento le denegara la autorización para instalar la churrería en la Avenida Rodríguez Mourelo, como venían haciendo desde hace muchos años. El gobierno lucense le comunicó que no había regulación aprobada para puestos circunstanciales en la vía pública.

Después de que Pepe, el conocidco dueño de la churrería, estudiara con detenimiento el caso, buscó varias opciones y la finalmente le convenció fue la de adquirir el Cuartel de San Fernando.

Allí se prevé, después del gran desembolso económico, que instale una churrería, además de una gran cafetería. Así la gran mayoría de lucenses podrán seguir degustando los desayunos y la especialidad del chocolate con churros.

Comentarios

comentarios