La nube de gas tóxico de O Ceao alcanza el nivel mínimo de radiación y el Ayuntamiento ordena evacuar los núcleos de población más cercanos

El desastre ya se conoce como el Chernobyl lucense

El escape de gas que, en la tarde del día de ayer, ponía en alerta al Polígono de O Ceao, ha seguido emitiendo partículas tóxicas durante toda la noche hasta convertirse en un verdadero peligro para la población.

Tras varias horas de duros trabajos por parte del cuerpo de bomberos para intentar detener el escape que producía una de las plantas de la conocida Leche Río, la fuga inicial se convirtió de repente en una potente fuente de emisión de raciación ionizante llegando a alcanzarse los 3,2 puntos en la escala Roentgen, un valor potencialmente inseguro para el ser humano.

Ante esta medición, el Ayuntamiento ha ordenado evacuar los núcleos de población más cercamos a la planta, entre los que se encuentran Tirimol, Mazoi, A Brea y A Garaballa.

Comentarios

comentarios