Los lucenses comienzan a bajarse para empujar sus coches y no sobrepasar la velocidad de las nuevas zonas limitadas a 30

La nueva medida, adoptada hace 2 días, afecta a calles muy céntricas.

Varios son los conductores lucenses que, a su paso por Ramón Ferreiro, y tras la nueva limitación de velocidad impuesta, comienzan a bajarse para empujar sus vehículos y no sobrepasar así los 30 kilómetros por hora. Afirman que es la mejor manera de controlar ese tramo ya que, de otra manera, puede ser que te despistes y subas hasta 50 sin darte cuenta.

La nueva opción de los conductores, está siendo bien acogida por muchas entidades y pretenden incluso hacer un escrito hacia la administración para que, todos aquellos que escojan pasar esta calle empujando su vehículo, paguen menos impuestos de circulación por reducir con esta medida las emisiones de CO2.

Todavía no está del todo claro que pasará en invierno cuando varios padres se acerquen empujando sus vehículos para recoger a los niños a la salida de los colegios y tengan que disponerse a hacer maniobras para poder estacionarse correctamente. El Ayuntamiento barajará la opción de colocar funcionarios que ayuden a los padres a situarse correctamente.

Comentarios

comentarios