La Guardia Civil incauta 2700 urnas en Vidriería Lara encargadas por la Generalitat de Cataluña

La empresa afirma que inicialmente pensaron que se trataba de un encargo de peceras.

La Guardia civil incautaba en la tarde de ayer más de 2.700 urnas que el futuro estado independiente catalán presuntamente habría comprado para las votaciones del próximo 1 de octubre. Los responsables de las instalaciones admitían no saber para que podrían ser utilizadas y lo recogieron como si fuese un encargo más, eso sí, pagado al completo por adelantado.

La Generalitat todavía no se ha pronunciado a espera de que la Guardia Civil compruebe los cruces de documentación entre ambas partes para cerciorarse de que se trata de una acción ilegal de cara a las votaciones del Referendum.

Horas después de la incautación, Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, hacía una llamada personal al gerente de la papelería Prelo para cancelar un pedido de 25.000 papeletas A5 cuyo contenido todavía no había trascendido porque el diseño no estaba todavía confirmado.

Comentarios

comentarios