El Ayuntamiento se plantea trasladar el mercado de Frigsa de manera permanente al CC Abella por falta de espacio

El reciente cierre de varias tiendas en el Centro Comercial Abella ha hecho saltar las alarmas en los pasillos del Ayuntamiento de Lugo. ‘Es necesario y urgente dotar a la infraestructura de contenido lúdico y llamativo para los ciudadanos‘ exponía la Alcaldesa en rueda de prensa.

Varias opciones se tuvieron en cuenta para esta nueva andadura del centro comercial, desde abandonarlo por completo y crear un nuevo auditorio, hasta adaptarlo para acoger refugiados sirios. Pero finalmente la decisión se inclinó hacia las numerosas familias de etnia gitana que viven en el barrio de Abella y a facilitarles el negocio de la venta ambulante.

Así, a partir de marzo, cuando todos los negocios terminen por cerrar definitivamente (excepto los multicines, que permanecerán abiertos 24 horas proyectando películas de Cine de barrio), los locales se acondicionarán para el nuevo Mercadillo Abella, donde los habituales de Frigsa ocuparán sus puestos de venta cada martes y viernes como hasta ahora. De esta manera, las inmediaciones del parque de A Milagrosa quedarán libres para facilitar el acceso a los locales sociales y la biblioteca.

 

Noticia enviada por Diego Javier da Silva

Comentarios

comentarios