Un fallo mecánico en el ascensor de Fontiñas lanza por los aires a un vecino de 70 años

El código de programación fue copiado de una antigua lanzadera espacial

Poco tiempo ha transcurrido desde la inauguración del novedoso ascensor en Fontiñas, para evitar que sus vecinos subieran escaleras, hasta su primer fallo. Así, en la tarde de ayer, un septuagenario salía despedido 100 metros hacia arriba después de haberse subido en la planta baja.

Según relata el accidentado, que ha salido milagrosamente ileso del aparatoso accidente, «Subiu coma un foguete. Non daba crédito«.

Al parecer, el fallo se debe a un fallo de programación del módulo de control de la máquina que fue reciclado de una antigua lanzadera espacial y que los técnicos encontraron en en punto limpio en aparente buen estado y decidieron reutilizar.

Comentarios

comentarios