Descalifican a un participante del concurso canino de Agility porque su perro era un gato disfrazado

El gato estaba entrenado para desconcentrar a sus rivales

Uno de los participantes en el concurso de agility canino que tiene lugar este fin de semana en el Pazo de Feiras e Congresos ha sido descalificado a primera hora de la mañana aún no bien comenzadon el concurso.

El dueño del animal se presentó a la prueba de pesaje donde los agentes ya se percataron de que algo era muy raro: el animal emitía una especie de maullidos nada característicos de su raza, hasta que uno de los niños que estaba en el tumulto exclamó «mira mamá, ¡un gato!». El dueño no tardó en confesar la realidad.

El gató, que vestía un disfraz perfecto de border collie, había sido entrenado para batir records caninos y para desconcentrar a sus rivales en los interludios del evento.

Comentarios

comentarios