El HULA colocará hijos de gorrillas para controlar el aparcamiento de los nuevos coches que llevan a los niños a quirófano

Los importes del aparcamiento se cobrarán simbólicamente a los niños con dinero de Monopoly

Tras haber incluído en su dotación para internos infantiles coches de juguete que llevarán a los niños a quirófano, el Hospital Lucus Augusti ha decidido por unanimidad, hacer la experiencia más real y añadir gorrillas para controlar el aparcamiento de los mismos.

La dirección de pediatría, que en un principio también sopesaba la posibilidad de incluír un mini Leira Parking en la planta, finalmente se ha decantado por la figura del gorrilla, conocida por todos, incluso los niños.

Las contrataciones beneficiarán a aquellos aparcacoches que tengan hijos menores de 7 años y podrán estár un total de 2 años en el cargo mientras estos no se hagan demasiado mayores.

Comentarios

comentarios