Puertas blindadas con garrafas, el sistema definitivo contra los orines de perro patentado por un vecino de la Rúa Ourense

La patente ya se ha registrado y estudian hacer una producción en masa.

La lucha de los lucenses contra los orines de perro en las fachadas está próxima a llegar a su fin. Tras la invención de pinturas repelentes de líquidos y sprays que convierten cualquier superficie en impermeable, un vecino lucense de la Rúa Ourense ha diseñado un sistema de blindaje de puertas de portal basado en garrafas de agua.

Aprovechando las clásicas botellas o garrafas de 5 litros que se venden en los supermercados, este vecino reutiliza y da una segunda vida al plástico, colocándolo de manera estratégica rodeando la puerta del portal de una vivienda, una técnica que, aún no se sabe porqué, pero asusta a los canes y les prohibe mentalmente orinar contra la fachada.

Si las cosas evolucionan como se espera, es posible que en breve muchas casas de la ciudad tengan un diseño similar al recogido en la fotografía ya que su diseñador asegura tener ya varias reservas de su novedoso sistema antiorín.

Comentarios

comentarios