El Ayuntamiento creará un puesto de trabajo para recoger en la Muralla las cacas de perro excesivamente grandes

El nuevo empleo ya se conoce como el ‘Mierdero’

El Ayuntamiento ha tomado cartas en el asunto de mantener limpia la muralla y mediará de inmediato para solventar el problema de las heces de perro en el adarve. De este modo, antes de final de año se presentará un nuevo empleo necesario para la ciudad que ya se califica como el ‘Mierdero’, encargado de limpiar aquellas cacas de perro cuyos dueños no sean capaces de poder con ellas.

De este modo, y bajo nómina, se mantendrá de manera impoluta el monumento patrimonio de la humanidad y se evitará cualquier tipo de comentario negativo de cara a los dueños de perros que los tratan como si fuesen personas. Lara Méndez gana así, de nuevo, puntos de cara a las próximas elecciones del mes de Mayo.

Comentarios

comentarios