Bandas organizadas de jabalíes atemorizan a la población lucense en sus paseos nocturnos

Destrozan fincas y comen el cultivo a cientos de lucenses

Los jabalíes, cada vez más asiduos en la ciudad, se adueñan poco a poco del territorio sembrando el miedo en cada zona por la que pasan. Varias son las personas que los han visto ya con atuendo de pandillero a altas horas de la madrugada, gritando y corriendo por las calles cercanas al centro.

El grupo de los como “jabatos”, como se hacen llamar, destrozan fincas y se pasean por el medio de las calles sin control alguno mientras muchos vecinos los graban desde sus casas o sus coches, atónitos y sin poder hacer nada al respecto.

La policía local se siente desbordada ante el aluvión de llamadas recibidas para quejarse, pero aseguran que no pueden hacer nada más que esperar que estos grupos conflictivos cometan algún delito para detenerlos, o bien, cruzar los dedos y esperar a que vuelvan al monte.

Comentarios

comentarios