El Ayuntamiento confirma que las plazas de los aparcamientos subterráneos fueron diseñadas para el ancho de una bicicleta

Las obras próximas intentarán suplir la carencia de espacio actual.

Así lo ha confirmado la teniente de alcalde esta misma mañana después de que varios ciudadanos se quejaran de las condiciones infrahumanas en las que muchas veces tienen que entrar en sus coches.

Estos aparcamientos subterráneos fueron inicialmente diseñados para bicicletas y ciclomotores de gran tamaño‘ de esta manera se explicaba para intentar justificar el ancho de las plazas actuales y alegando que ‘nunca hubiéramos pensado que los automóviles actuales fueran a ser tan grandes‘.

Toda esta historia viene dada por la hazaña de un señor de Móstoles que en el verano pasado estacionó su vehículo en el aparcamiento de la Praza do Ferrol y que todavía está a la espera de que el Ayuntamiento le de una solución para poder sacarlo sin tener que hacer demasiadas maniobras y así poder regresar a su casa.

Comentarios

comentarios