Las dos funcionarias de la Xunta que se negaron a atender en Galego a una usuaria afirman hablar Coruño en la intimidad de sus casas

Alegan que la usuaria que demandaba los servicios hablaba ‘castrapo’.

Las dos funcionarias de la Xunta de la Galicia que, presuntamente, la pasada semana se negaron a atender a una ciudadana en Galego, afirman no tener problema en dominar este idioma pero que, en la intimidad de sus casas hablan ‘coruño‘.

Después de que la sede central de la Xunta decidiera investigar el caso, las declaraciones de las dos trabajadoras no se han hecho esperar y han increpado a la usuaria alegando que su Galego no era del todo normativo y que inducía a duda a la hora de las contestaciones que ellas podrían darle. De este modo, y ante una posible incoherencia lingüística para con la ciudadana, optaron por contestar en castellano, momento en el que afirman, comenzó una lucha dialectal que privó a las funcionarias de su hora del café.

Por su parte, la usuaria no se ha pronunciado todavía, pero algunas las autoridades afirman que está redactando un manifiesto en galego-portugués para hacer frente a las acusaciones de las dos trabajadoras del edificio Multiusos que la Xunta de Galicia tiene en Lugo.

Comentarios

comentarios