El verdadero motivo de la indignación entre los vecinos del barrio de A Ponte: La comisión de fiestas no quiere llevar churrería

El caos es tal, que puede que este año no se celebren las fiestas.

Los vecinos del barrio de A Ponte han decidido no callarse ante las decisiones de organización de la comisión de fiestas del barrio. Este año, y ante la estupefacción de la gente, no habrá churrería en las patronales.

Tal ha sido el revuelo, que mucho ya hablan de hacer sentadas populares, manifestaciones e incluso huelgas de no comprar en comercios del barrio. Varios niños, hijos de vecinos, han tenido que ser tratados con ansiolíticos de urgencia debido a la ansiedad que supone unas fiestas sin churros.

La comisión, que todavía no se ha confirmado la falta de churros en las celebraciones, afirma que no es fácil contentar a todo el mundo y que “El Combo Dominicano” no es tan barato de contratar. Es posible que los vecinos tengan que escoger en una próxima asamblea entre música de categoría y churros.

Comentarios

comentarios