Los propósitos de nuevo año de Lara Méndez (The Queen in the North)

Lara Méndez se ha convertido en uno de los personajes más conocidos del ámbito local por su particular gestión del gobierno lucense. Habiendo ocupado el lugar de su malobrado predecesor, intentó ganarse la confianza de todos los ciudadanos de Lugo a base de no hacer nada, pero han pasado ya los años y Lara quiere meterse en el bolsillo a todos los lucenses y empezar a hacer cosas por su amada ciudad.

Estos deberían de ser algunos de sus propósitos para este nuevo año 2018 que se acerca.

El nuevo auditorio: Lara custodia la llave del mastodóntico edificio ya inaugurado, que algunos aseguran, guarda debajo de su almohada a buen recaudo por, si hay una moción de censura contra ella, que nadie pueda abrir el edificio y permanezca así durante décadas.

Lo ideal es que el edificio abriese sus puertas una vez la Xunta de Galicia lo dote de mobiliario, pero ¿quién va a llenar aquello de gente? ¿comenzarán a venir grandes espectáculos a Lugo? ¿Hará Carmen Basadre su parte de trabajo? ¿Qué pasará con el Gustavo Freire? Todo el mundo lo duda, pero estamos seguros de que sería un edificio ideal para Primark.

El MIHL: El gran museo interactivo que se inunda cada vez que llueve. Una visita obligada para todo extranjero y para muchos lucenses que todavía no lo han visitado. ¿Mala gestión quizás? ¿Mala promoción? Salas audiovisuales espectaculares y dotaciones millonarias para un edificio en desuso. ¿esto también corresponte a cultura? Seguro que aquí también encajaría un Primark.

Arde Lvcvs y San Froilán: Este año San Froilán ha tenido un deficit de 160.000 €. Se dice pronto, pero lo que antaño era la fiesta por antonomasia de nuestra ciudad ha quedado relegado a un segundo plano en donde solo se habla de peleas de pulpeiras, puestos de alquileres desorbitados, manteros y malos conciertos.

¿La mejor fiesta de Lugo? Arde Lvcvs, San Froilán ya no merece la pena.” – Es lo que decimos todos cuando alguien de fuera nos pregunta.

Arde Lucus se ha convertido en el centro de las miradas y celebración de festividades, aunque todos sabemos que ir en chanclas por las calles del centro de Lugo y el parque durante más de un día… es horroroso.

¿Te disfrazas este año? No, perdona… yo me caracterizo.

Cada vez más eventos, cada vez más visitantes (aunque no tantos como dice Carmen Basadre), cada vez la gente de Lugo se acerca menos al centro ese fin de semana porque la aglomeración es demasiada, los precios de los bares suben y no hay tapas. Está claro que somos animales de costumbres.

La torre de O Garañón: 2018 debe de ser el gran año. La gran azaña por la que Lara podría ser recordada es esta, derribar la torre. Sauron acecha en las torres de O Garañón como si de Mordor se tratase y Lara, enfundada en su traje de Aragorn se acerca sigilosamente comandando un ejército de humanos, enanos y elfos…. pero ¿que pasa si no lo consigue este 2018? algo nos dice que puede ser probable…

El Centro Comercial Abella: Crónica de una muerte anunciada. “Si no va inditex, cerrará“, “está en una zona muy mala“… todos los cuñados lo sabían, el centro comercial no tenía futuro. ¿Para qué quiere Lugo otro centro comercial teniendo As Termas (y Marineda City)? A este paso, Lugo se convertirá en el Detroit de España debido a nuestro número de edificios abandonados.

Lo que pasará con el edificio es un misterio, pero Lara… el plan para convertirlo en centro de ocio, no parece buena idea tampoco. Piénsalo.

Cubrir y peatonalizar las calles del centro: Otra azaña que puede ser la que nos ayude a recordar a Lara Méndez dentro de décadas y le ayude a tener una calle con su nombre. La uralita ha pasado de moda, pero el metacrilato y el cristal están a la orden del día para cubrir calles. Puede ser una obra acertada viendo la evolución de otras ciudades, pero también puede convertirse en otro gran fiasco de la administración cuando la obra finalice y empiece a tener goteras y malos acabados que se rompan en los primeros meses.

La vieja cárcel: El gran acierto de 2017 puede convertirse en otro edificio vacío en 2018, y más teniendo en cuenta que, algún día, no se sabe cuando, el nuevo auditorio abrirá y habrá que dotarlo de espectáculos, presentaciones, grupos que quieran ocuparlo… y lo que más interesa a la gente de Lugo ¿Veremos este año por fin la adjudicación de un bar para el edificio?

Los gorrillas del HULA: Basta de noticias de ventanillas rotas y parkings demasiado caros. Profesionalicemos a los gorrillas del HULA y démosles un salario digno… no creo que después de eso alguno quiera seguir trabajando en negro o volverse al cobre… ¿no?


Está claro que existen muchos más problemas en Lugo pero hay quien dice que Lara Méndez ya ha adquirido un DeLorean para intentar atajar los futuros “defectos” de la ciudad adelantándose a ellos, pero nadie se lo cree demasiado.

En 2018 veremos qué es capaz de solucionar La Jefa y qué nos depara para al resto de los lucenses.

 

Comentarios

comentarios