Una bandada de perros voladores establecen sus nidos en Camiño Real ante la incredulidad de los vecinos y de la Policía Local

Los canes emigrarán la próxima primavera.

Vecinos de Camiño Real, en el barrio de A Milagrosa, se vieron sorprendidos la pasada semana por una bandada de perros voladores rumanos que sobrevolaron la zona hasta decidir anidar en la zona. Esta curiosa especie, completamente desconocida en la zona norte penínsular, se caracteriza por volar entre ventanales de familias okupas  suponiendo, algunas veces, un peligro para los viandantes.

La policía local se personó en la mencionada calle para dar parte de la llegada de estos cánidos y alertar a las familias que ocupan las viviendas donde decidieron anidar.

Se espera que la próxima primavera, tanto los okupas como los perros voladores, abandonen la ciudad en busca de un clima más húmedo después de haber pasado el invierno en Lugo rodeados de estúfas eléctricas pinchadas directamente de la línea general

Comentarios

comentarios