Los vecinos de A Milagrosa se juntan para derribar el edificio en ruínas por ellos mismos ante la pasividad del Ayuntamiento

Las obras de demolición comenzarán el próximo lunes.

Los vecinos de A Milagrosa están en pie de guerra contra el Ayuntamiento y han decidido, tras la pasividad mostrada por este, comenzar ellos mismos las obras para derribar el edificio que perjudica a la zona desde hace casi 2 meses.

El portavoz vecinal ha hablado de la compra de mazas, cascos y carretillas para retirar el escombro que se estima en menos de 1 semana.

Ya son más de 400 los vecinos apuntados en las listas de voluntarios que la Iglesia parroquial de la Milagrosa tiene en su tablón, donde también hay una urna de donativos para recaudar dinero para la compra de material necesario.

Varias empresas de suministros de obra se han personado ya para ofrecer sus mejores precios a los vecinos, que todavía no tienen claro cual será el presupuesto final de la obra pero esperan cubrirlo sin ningún problema.

Comentarios

comentarios