La Diputación achaca al cambio climático que el nuevo Puente Blanco sea prácticamente verde

Tras varios años en funcionamiento, el denominado Puente Blanco, parece estar volviéndose verde.

Los expertos hablan de pintura no apta para exteriores, descuido por parte de las instituciones o incluso vandalismo sucio. Pero la Diputación Provincial ha ido más allá y ha contratado como personal laboral a 20 estudiantes de física, química y meteorología para hacer un profundo estudio sobre este tema.

Después de varios analisis de la maleza y el musgo que invaden el trazado, la conclusión ha sido clara: El calentamiento global derivado del cambio climático que azota al mundo, ha supuesto una descomposición de la pintura y esta no ha sido capaz de resistir los golpes de la climatología lucense.

Muchos ciudadanos dudan de la veracidad de estos estudios y afirman no sentirse contentos con los resultados y piden una solución lo antes posible aunque eso implique contratar una empresa externa de limpieza y frotar, frotar y frotar.

Comentarios

comentarios