El gobierno local denuncia la aparición de una bandera coruñesa como símbolo de conquista colgada en la muralla

Lugo amanecía ayer miércoles 19 con una sorpresa colgada del adarve de la muralla a la altura de A Mosqueira: una gran bandera coruñesa.

Los viandantes que pasaron durante toda la mañana de ayer miraban incrédulos el estandarte y muchos de ellos se preguntaban si se trataba de algún tipo de hermanamiento o reconciliación con la ciudad vecina. Nada más lejos de la realidad. Al parecer, un grupo de nacionalistas coruñeses, intentaba de alguna manera conquistar el símbolo por antonomasia de Lugo y conseguir así que saliese en medios de comunicación como si se tratase de un monumento propio.

La bandera fue retirada a primera hora de la tarde por personal del Ayuntamiento gracias a una grúa y posteriormente quemada en lugar que no fue determinado por las autoridades para no suscitar polémica.

Varios grupos de nacionalistas radicales lucenses afirman sentir su imagen muy dañada y pretenden ‘vengarse’ públicamente en las próximas semanas y recuerdan a los coruñeses que el Norte nunca olvida.

Comentarios

comentarios