La Concejala de ciudadanía se marcha de vacaciones y deja en el Ayuntamiento a su pez para que se lo cuiden sus compañeros de partido

La Concejala de ciudadanía Rosana Rielo, ha comenzado sus vacaciones de verano de una manera que ha sorprendido en el Ayuntamiento: dejando a su pequeño pez al cuidado del grupo socialista.

Según afirmaba la propia Concejala en una nota, no podía llevarse al pequeño pez en su viaje y no había encontrado a nadie que pudiera cuidarlo, así que decidió que fueran sus propios compañeros de partido los encargados de hacerlo. Colocó un pequeño calendario con las fechas en las que no iba a estar presente en el Ayuntamiento y dejó un pequeño bote de comida para que lo alimentasen durante su ausencia.

El pequeño pez, de nombre Psoín, ya ha calado hondo en las filas del partido y muchos compañeros dicen sentirse encantados con la compañía que les hace, aunque algún otro habla de posibles tramas de envenenamiento por parte de otros partidos.

Comentarios

comentarios