La iluminación de la muralla se realizará con velas debido al aumento en la factura de la luz

Debido a la gran subida en el precio de la luz, el ayuntamiento lucense hará acopio de todas las velas posibles de parte de sus ciudadanos censados, todos y cada uno de ellos deberán entregar una vela en las oficinas del ayuntamiento. La primera persona en acudir a cumplir con este deber como ciudadano ha sido el vicario de la catedral, que ha llevado un par de cirios sin bendecir para «predicar con el ejemplo» y así apremiar al resto de ciudadanos.

Así mismo con las altas probabilidades de que empiece a llover, se creará una patrulla vecinal que deberá hacer turnos de 2 horas para tapar esas velas con unos paraguas y evitar así que se apaguen.

El horario de encendido de las velas será a las 8pm y se apagará cuando termine el último turno, a eso de las 0pm donde se retirarán y si llueve se apagarán solas y si no, tendrán que soplar una a una.

El ayuntamiento también ha declarado que esta medida es preventiva y llegará a su fin cuando llueva lo suficiente para que le parezca bien a Mariano Rajoy y baje el precio de la luz.

Comentarios

comentarios