La Diputación confirma el levantamiento de un muro en la frontera de la provincia para separar a los Coruños de Lugo

La Diputación Provincial de Lugo ha confirmado esta misma mañana en rueda de prensa el levantamiento de un muro para separar A Coruña y Lugo en un intento por acabar de una vez por todas con los problemas que unen a los habitantes de ambas ciudades.

La propuesta de levantamiento será cerrada a lo largo de esta semana en reuniones con la alcaldía coruñesa y se espera que en los próximos meses comiencen las obras que, inicialmente, pagará el Ayuntamiento de la ciudad vecina. Cuando las obras estén finalizadas, los habitantes coruñeses que se encuentre más allá del muro dejarán de considerarse coruños para acuñar como nombre autóctono ‘Salvajes‘.

Según aclaraba esta misma mañana la Diputación, el muro únicamente contará con dos accesos a nivel de carretera. Uno de ellos desembocará en la playa de Miño y el otro en el centro comercial Marineda City para facilitar el acceso a IKEA y a Muerde la Pasta a los lucenses.

Comentarios

comentarios