Un empresario valenciano compra la Churrerría ‘Don Pepe’ y la rebautiza como ‘Don Tete’

Tras varias décadas en la ciudad y varios quebraderos de cabeza con la administración lucense, la famosa churrería ambulante Don Pepe se despide de Lugo con un traspaso multimillonario.

Un conocido y adinerado empresario valenciano ha adquirido los derechos de distribución y fabricación de churros para toda la provincia tras llegar a un acuerdo con Pepe. ‘Son tiempos duros para los churros y las porras‘ declaraba entre lágrimas el famoso churrero.

El acuerdo, del que solamente ha trascendido parte a los medios de comunicación, consiste en el cese de la receta mágica de los churros de Pepe, el cambio de aceite a otro de una marca valenciana y el nuevo bautizo del remolque a ‘Churrería Don Tete’.

El Ayuntamiento no se ha pronunciado todavía sobre este varapalo económico para la ciudad pero corren rumores de posibles acuerdos de desayunos gratuítos entre la alcaldía y el nuevo Lobby de los churros en Lugo.

 

Comentarios

comentarios